Ya viene soplando el Zonda


Cuando el Villicún se enciende
Y las calandrias se ahogan
Cuando la sed de la acequia
enloquece a las palomas,
por el norte, tierra, y fuego
ya viene soplando el Zonda

¿Quién ha dejado en el aire
ese volcán que solloza?
¿Quién muerde el racimo, y quema
la ternura de las hojas?
Caliente, caliente vino
va derramando su boca.
Todo San Juan es un grito
¡Uh!.. ¡Uh!... ¡Uh!.. Uh!..
¡Ya viene soplando el Zonda!
 
Ofelia Zúccoli Fidanza