Canción del árbol del olvido

 
En mis pagos hay un árbol
que del olvido le llaman
donde va a despenarse, vidalitá
los moribundos del alma.

Para no pensar en vos,
bajo el árbol del olvido,
me acosté una nochecita, vidalitá
y me quedé bien dormido.

Al despertar de aquel sueño
pensaba en vos otra vez,
pues me olvidé de olvidarte, vidalitá
en cuantito me acosté.

Fernán Silva Valdés