Caracol adentro

 
Vengo del vacilante reino
donde vivo de noche
¿vuelvo allá
a ser lo que era?
velado ser del otro hemisferio
del ajeno dominio de sombras
¿quién está otrora?
mi quien de quién
del susodicho el antedicho
el otro mí de mí, el ínsito
pervive, lo sorprendo
apenas
repitiéndose
en el abscondo sueño
sin contorno
en su inextensa geografía
sin afuera
tu íntimo teatro
donde te desorientas
en un cuarto de no se sabe dónde
en una casa que no es tuya
en una ciudad que no sitúas
con gentes que sólo allende
en esa escena te conciernen
en peripecias que parecen tu vida
y no son, o sólo al sesgo son
y lo que te sucede
paréntesis o trance
te guste o te espante
viene de ti para sacarte
viene de la mitad secreta
viene del otro borde
de los ojos para adentro
del otro lado de la pupila
donde corres en pos de algo que no identificas
de alguien que no reconoces
corres y caes

Saúl Yurkiévich